Descubra el estas de su ser
querido en el condado de San Diego

Home Defensa DUI DUI militar

Abogados de DUI militar en San Diego



Defensa de DUI para miembros del ejército

No es de extrañar que los miembros del ejército sean acusados con más frecuencia de conducir bajo la influencia de alcohol o drogas (DUI) que los civiles. Los miembros del ejército son enviados lejos de sus familias y amigos, se enfrentan regularmente a situaciones difíciles y tienen un estrés constante. Incluso después de dejar el ejército, tienen que readaptarse a la vida civil, una batalla que muchos de ellos pierden. No solo hay más DUIs en el ejército, sino que las sanciones pueden ser más graves, pudiendo incluso costarle la carrera a una persona.

Siempre que un miembro del ejército sea acusado de un DUI en San Diego, él o ella necesita la ayuda de un abogado de defensa por conducir ebrio.

Volver al inicio

La postura del ejército ante los cargos DUI

El ejército de los Estados Unidos tiene una postura mucho más estricta sobre los delitos relacionados con las drogas y el alcohol que las autoridades policiales locales. Por ejemplo, mientras que a un civil se le pueden imponer penas menores por una primera ofensa DUI, el ejército tiene tolerancia cero y condenará a un ofensor sin antecedentes con la misma severidad que a los ofensores reincidentes.

El Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, en particular, es muy estricto con las ofensas relacionadas con el alcohol; esto puede deberse a que estas ofensas son más frecuentes en esta unidad militar de élite. El Cuerpo de Marines lleva intentando corregir el problema desde diciembre de 2012, cuando anunciaron que todos los marines -los más de 190.000 miembros del ejército- serían sometidos a dos análisis de orina aleatorios cada año. En caso de que un análisis de orina dé positivo en alcohol, se someterán a un asesoramiento obligatorio aquellos que tengan una tasa de alcohol en sangre del 0.01%, y medidas disciplinarias para los que tengan una tasa de alcohol en sangre del 0.02% o superior.

Volver al inicio

Los DUI militares y la jurisdicción

Existen algunos delitos militares sobre los que el ejército tiene total jurisdicción. El adulterio, la deserción y la ausencia no autorizada son algunos ejemplos de ello. Pero ese no es el caso de los DUIs. El ejército tendrá jurisdicción (o no) en función del lugar donde se haya producido el incidente.

Si el DUI tuvo lugar en una base militar, el miembro del ejército puede ser acusado bajo el Código Uniforme de Justicia Militar (UCMJ). Él o ella podría ser juzgado en un tribunal militar y afrontar medidas administrativas. El fiscal del estado puede optar por suspender la licencia de conducir del miembro del ejército, exigirle que utilice un dispositivo de bloqueo en su vehículo e imponerle otras sanciones no penales. Sin embargo, el fiscal del estado no tiene jurisdicción para imponer penas como la condena en prisión y los programas de tratamiento del alcoholismo.

Si un miembro del ejército es arrestado y acusado de DUI fuera de la base, se enfrentará a cargos penales en un tribunal civil. Esto puede incluir la suspensión de la licencia de conducir, cuantiosas multas, la asistencia obligatoria a un programa de tratamiento del alcoholismo y condena en prisión. Aunque el incidente no haya ocurrido dentro de la jurisdicción militar, el ejército puede presentar cargos de DUI independientes contra un miembro del servicio una vez que el caso del tribunal civil haya concluido, o pueden presentar otros cargos como la alteración del orden público.

Volver al inicio

Sanciones por un DUI militar

Además de las penas civiles en las que uno puede incurrir por un DUI fuera de la base, existe una buena posibilidad de que el miembro del ejército en algún momento también se enfrente a sanciones militares, incluyendo medidas punitivas o administrativas.

Las medidas punitivas incluyen comparecer ante un tribunal militar. Esto puede dar lugar a la confiscación de salario, la reducción de grado, el encarcelamiento o la expulsión del ejército. Un miembro del ejército también puede enfrentarse a penas no judiciales, como las Horas de Oficina o el Mástil del Capitán.

Las medidas administrativas pueden ser muy variadas. Estas pueden incluir una carta de amonestación, la revocación de un pase o de los privilegios de conducción, capacitación correctiva (como la realización de un curso sobre leyes militares por segunda vez), la reducción de grado para los de determinados rangos y la prohibición de volver a alistarse. Las medidas administrativas suelen incluir también el tratamiento por abuso de sustancias. Aquellos que tengan dos DUIs graves u otras ofensas relacionadas con el alcohol pueden ser expulsados con deshonor.

Si usted ha sido acusado de un DUI en un tribunal civil (incluyendo el tribunal de Vista, el tribunal de Chula Vista, el tribunal de San Diego, o el tribunal de El Cajon), comuníquese con un abogado local con experiencia de jD LAW. Podemos ayudarlo a conseguir que los cargos sean rebajados o reducidos para que pueda continuar con su carrera. Comuníquese con nosotros llamando al (760) 472-5822 y no luchará solo contra estos cargos.

Volver al inicio

Don’t Waste Any Time!
Call us today for a FREE Consultation
(760) 630-2000

Descubra el estas de su ser
querido en el condado de San Diego

Búsqueda de
orden judicial
Búsqueda de cárcel
James N. Dicks

Acerca de James N. Dicks

¡No pierda tiempo!

El tiempo es esencial cuando su futuro está en peligro.
Comuníquese con jD LAW hoy mismo para obtener
la defensa agresiva que necesita.